/La Chica que Limpia: la exitosa serie del morterense Lucas Combina

La Chica que Limpia: la exitosa serie del morterense Lucas Combina

En la mañana de Café Oxígeno nos contactamos con el morterense Lucas Combina, guionista y director de La Chica que Limpia, la exitosa serie que tiene lugar cada semana en la TV Publica.

La Chica que Limpia narra la historia de Rosa, una madre soltera obligada a convertirse en la persona encargada de limpiar los crímenes de un grupo de mafiosos. Tiene la habilidad de dejar todo impecable, sin huellas y aunque admite la inmoralidad de su trabajo, se justifica con un motivo noble: el dinero le sirve para mantener a su hijo enfermo.

Este policial fue realizado en Córdoba y protagonizado por Antonella Costa, quien junto a Beatriz Spelzini, son las únicas actrices de Buenos Aires. El resto del elenco es cordobés, entre ellos están Martín Rena, Marcelo Arbach, Hernán Sevilla, Pablo Tolosa y Jorge Monteagudo.

Lucas nació en la ciudad de Morteros, donde vivió hasta los cuatro años para luego mudarse a Córdoba Capital. De todos modos, como sus abuelos y familiares seguían viviendo aquí, cada año regresaba a pasar la temporada de verano. Es por eso que se define morterense y cordobés.

Aunque la idea madre surge de su ingenio, narró junto a otros dos guionistas, dando así lugar a La Chica que limpia. Con respecto a la trama,nuestro entrevistado asegura que la serie tiene “algo de su familia”. Su mamá era una fanática de la limpieza, “nuestra casa era muy pero muy limpia, entonces se me ocurrió hacer algo con eso. Mi mamá no limpiaba crímenes -comenta entre risas- pero tuve que juntar la idea de la limpieza con algo más… fue entonces que decidí trasladarlo al policial que es, sin dudas, uno de los géneros que más me gusta. Fue así como construimos el personaje y luego el guión”.

“La idea es demostrar que hasta los lugares más limpios ocultan algo sucio (…) la impecable limpieza que hace Rosa tiene que ver con asesinatos, al punto tal que la policía no logra descubrir a los culpables porque todo se encuentra sospechosamente limpio”.

La historia fue originalmente pensada en 13 capítulos de 27 minutos, siguiendo el formato de concurso. Cuando éste fue ganado, la serie se presentó en 7 capítulos de 50 minutos aproximadamente, correspondiente a los tiempos estandarizados de la Televisión Abierta.

Siguiendo las palabras de Lucas, la serie fue presentada antes en los Estados Unidos y en Inglaterra que en Argentina. “Nosotros ganamos el concurso hace ya algunos años pero, como consecuencia de los cambios en la gestión política, estuvo dos años guardada”.

Afortunadamente, La chica que Limpia ha encontrado su merecido lugar y reconocimiento en la TV argentina; reconocimiento que fue premiado con un Martín Fierro de Oro.