/Derrumbando rumores: entrevista a las voceras de la Escuela de Fútbol de Barrio San Miguel

Derrumbando rumores: entrevista a las voceras de la Escuela de Fútbol de Barrio San Miguel

Un polémico comunicado, viralizado esta semana a través de Facebook y Whatsapp, denunciaba que la Municipalidad de Suardi desalojaría a la Escuelita de Fútbol de Barrio San Miguel para vender los terrenos donde ésta se desarrolla. Durante el día de ayer, miembros de la Subcomisión de la Escuela y Autoridades Municipales se reunieron para esclarecer el tema y derrumbar falsos rumores.

Lorena Monje y Monica Gamarra, miembros de la Escuelita de Fútbol, participaron de la mañana de Oxígeno para conversar acerca de este equívoco comunicado que desató una suerte de tormenta en las redes sociales durante esta semana. El terreno, perteneciente a Locatelli, fue donado hace ya varios años para el desarrollo de este espacio deportivo. La situación judicial del espacio es compleja, puesto que la personería jurídica se encuentra aún trámite y el acuerdo es, por el momento, “de palabra”.

La Municipalidad, lejos de planear un desalojo sin aviso, decidió comprar el terreno para la construcción de viviendas accesibles destinadas a la gente de Barrio San Miguel; planeando paralelamente el traslado de la Escuelita a otro terreno -otorgado por la Municipalidad- dentro del mismo barrio. Esta decisión fue notificada previamente a las autoridades de la Institución Deportiva.

Tras preguntar por qué se acusaba al Municipio de un supuesto desalojo forzoso, Lorena responde:  “Se viralizaron muchos mensajes en Facebook, Whatsapp… terminó siendo un teléfono descompuesto… todos interpretamos cosas distintas, y después no se podía parar. Nosotros no queríamos llamarnos al silencio, nada más. Queríamos explicaciones y defender lo que es nuestro”.

La reunión, siguiendo las palabras de nuestras entrevistadas, sirvió para aclarar la situación y poner por escrito un compromiso -por parte de la Municipalidad- donde se establece que, en principio, no se trasladaría la Escuela y que, en caso de ser necesario el terreno para la construcción de mayor cantidad de viviendas, se daría paso a una reubicación conveniente para los chicos que allí asisten.