/#NotónOxígeno: Basta de Medias tintas

#NotónOxígeno: Basta de Medias tintas

Organizaciones sociales, gremiales y de género; partidos políticos; estudiantes y militantes se manifestaron el jueves de la semana pasada en la Legislatura santafecina para exigir que el Senado convierta en Ley tres importantes proyectos: la paridad de género, el cupo laboral trans y la Educación Sexual Integral (ESI). En la mañana de Oxígeno acortamos distancias y nos comunicamos con Esteban Paulón, Sub Secretario de Políticas de Educación Sexual de nuestra provincia.

Las organizaciones convocantes reclamaron al Senado -a través de un Festival denominado “Basta de Medias Tintas”- el tratamiento urgente de tres proyectos aprobados casi por unanimidad en la Cámara de Diputados.

“Se trata de leyes fundamentales. Una de ellas es la Ley de Paridad, aprobada ya en más de 14 provincias del país. Santa Fe fue siempre muy progresista en cuanto a la conquista de derechos, pero está llegando tarde en estas cuestiones mencionadas, está rezagado. Este debate exige paridad entre hombres y mujeres a la hora de ocupar cargos públicos“.

La aplicación de la Ley de Educación Sexual es otra de ellas, ubicada en el ojo de la tormenta. Con esta Ley, se pretendde consolidar las políticas públicas que se vienen llevando adelante desde el Ministerio de Educación, en un momento donde ciertos sectores conservadores -minoritarios pero con fuerza en la vía publica- están impulsando su derogación (no aplicación).

“En el medio de una campaña de miedo, desinformación y manipulación de datos, esta Ley -vigente desde el año 2006- entra en el ojo del huracán. La creación de una Ley de Eduación Sexual Integral provincial será una herramienta clara para abordar este tema. Estamos hablando de políticas de inclusión de no discriminación. Queremos que los niños/as puedan ser capaces de prevenir e identificar un abuso sexual, de evitar un embarazo no deseado así como también el contagio de enfermedades de transmisión sexual; que puedan planificar, cuidarse, vivir libre y conscientemente. Hablamos de entender nuestra propia sexualidad”.

Cabe recordar que la aplicación de esta Ley ha dado, a lo largo de estos años, impresionantes resultados. En el caso de Rosario, los embarazos no deseados se redujeron a la mitad y la muerte por abortos clandestinos ha prácticamente desaparecido. Pese a estas estadísticas, los grupos opositores a la Ley siguen avanzando. En los últimos meses, han lanzado diferentes y polémicos slogans, como “Con mis hijos no te metas”; consigna que entiende a los niños/as como propiedad de un adulto y no como sujetos de derecho. “Queremos niños con derecho a informarse, a conocer. Queremos evitar los abusos familiares y escolares y que, en el caso de que lo hayan sufrido, puedan exteriorizarlo y denunciarlo”.

El Senado no ha aprobado la aplicación de estas Leyes y resulta prácticamente imposible explicarlo sin considerar la presencia de un nuevo y condicionante actor social: los grupos evangélicos. Estos han ido tomado fuerza en diferentes países latinoamericanos, tales como Brasil -colocando a Bolsonaro en el poder- o México. “Es importante recordar la idea de que el Estado es quien debe legislar y gobernar a todos y todas, independientemente de las creencias religiosas (…) creo que en el caso de Santa Fe, existe cierta especulación por parte del Senado, cierto miedo a enojar o incomodar a estos sectores que van ganando terreno. Así, dan la espalda a derechos sociales y a todos los que buscamos que Santa Fe vuelva a ponerse a la vanguardia”, finaliza.