/Suspensión de los trabajadores del Molino Harinero de Morteros: entrevista a Lucas Zurita

Suspensión de los trabajadores del Molino Harinero de Morteros: entrevista a Lucas Zurita

En la mañana de Café Oxígeno, estuvimos en comunicación telefónica con Lucas Zurita, Secretario General Seccional Morteros de UOMA, de para que brinde detalles acerca de la suspensión que sufrieron los empleados del Molino Harinero de la ciudad vecina.

Ayer por la mañana los empleados del Molino Harinero de la ciudad de Morteros recibieron telegramas de suspensión por dos meses que van desde el 23 de marzo al 22 de mayo. Los trabajadores asistían a su lugar de trabajo, desde los últimos meses, sólo los días miércoles, jueves y viernes como consecuencia de un acuerdo con la empresa donde se establecía una jornada laboral de 96 hs. mensuales. Fue el día de ayer, martes, cuando reciben en sus casas la notificación.

El sector gremial catalogó como “desleal” la decisión de la empresa, manifestando sorpresa y desconcierto. Se habían realizado con anterioridad dos audiencias en el Ministerio de Trabajo de San Francisco con el objetivo de buscar una solución o acuerdo entre ambas partes. La empresa ofreció en la primera instancia un 33% del pago por empleado, mientras los trabajadores exigían el 100% sin el pago de cargas sociales.

En la segunda audiencia el Molino subió la oferta a un 43%, pero no hubo acuerdo puesto que en los últimos tres meses los empleados venían cobrando un 50%, que ya resultaba insuficiente.

La realidad de la empresa es compleja, asegura nuestro entrevistado, “no cuentan con materia prima, se iba comprando a medida que molían y vendían”.  Siguiendo las palabras de la firma, la falta de materia prima se debe, en primera instancia a la situación de concurso en la que la empresa se halla. El segundo factor, sería el clima: hay poco trigo en el mercado y lo poco que hay, es costoso.

La próxima y última audiencia se llevará a cabo el día 3 de abril a las 15 hs. en el Ministerio de Trabajo de San Francisco. En esta última instancia se tratará de negociar un porcentaje conveniente para ambas partes. En caso contrario, el sector trabajador acudirá a otras medidas, como puede ser la manifestación y en última instancia, abandonarán la empresa.