/Eruca Sativa en la Bestia Rock: entrevista a Lula Bertoldi, cantante y guitarrita de la banda

Eruca Sativa en la Bestia Rock: entrevista a Lula Bertoldi, cantante y guitarrita de la banda

Lula Bertoldi, nativa de la localidad de Sunchales, cantante y guitarrista de Eruca Sativa participó esta semana de la Bestia Rock. Con claridad y frescura Lula hizo un repaso de su vida como artista y de la historia y dinámica de la banda. También habló de sus artistas favoritos y de aquellos otros con los que fue compartiendo momentos a lo largo de su carrera.

“Mi papá disfruta mucho de la música, con eso me crié. Tenía una cantidad impresionante de discos, que en ese momento se pedían y llegaban a casa. Él fue siempre muy fan de los Redondos, de Pink Floyd y de un montón de otros músicos. Escuchaba de todo además, desde música latina, hasta rock, pasando por Spinetta, Divididos y también internacional. Con mi hermana -Maru- siempre tuvimos cultura musical, siempre tuvimos el hábito de buscar y rastrear música”.

“Creo que cualquier artista, con su arte, es así. Tenemos la necesidad de saber, de buscar qué están haciendo los otros con eso. De empaparse de música. Y no sólo para hacer música sino también por puro gusto. Al que le gusta hacer música, también le gusta escuchar”.

“Mi abuela materna es directora de coro y toca el piano. Siempre nos quiso inculcar ese instrumento a mi hermana y a mí. A mí, particularmente, me fue muy difícil, soy de madera. Tengo la suerte de tocar la guitarra, pero la verdad es que la toco a duras penas -dijo entre risas suyas y de los entrevistadores- en fin, el tema del piano me fue imposible, así que mi abuela desistió y me regaló una guitarra criolla cuando tenía 12 años. Esta va a ser tu compañera toda la vida dijo ella, y no le erró para nada, porque hoy, muchos años después, estamos teniendo esta conversación”.

“¿Cómo fue arrancar? Bueno, al principio -hace 10 años- a la gente le sorprendió un poco esto de que dos mujeres estén paradas en un escenario haciendo rock fuerte. Mas allá del prejuicio o no prejuicio, era raro ver chicas haciendo música tan intensa como la que hacemos. Quizás si hubiésemos hecho un rock más suave o algo más pop, hubiese sido más natural para todos. Pero bueno, los recitales de Eruca siempre fueron muy power, muy enérgicos. Igual, nosotras antes de formar Eruca, ya veníamos de tocar en una banda donde eramos todas mujeres, para nosotras era normal, no fue un salto brusco subirnos al escenario con Eruca. Pero más de una vez notamos que la gente quedaba sorprendida”.

“Siempre estamos trabajando en algo nuevo. A veces solas, a veces todas juntas, depende. Tenemos siempre la necesidad de cambiar el método de composición porque eso nos da siempre resultados diferentes. Estamos siempre en la búsqueda de otra cosa, nueva, distinta. Cuando nos juntamos a zapar, siempre sabemos dónde vamos a caer. Entonces, como no nos gusta repetirnos, buscamos nuevas formas de componer que eviten caer siempre en lo mismo. Muchas veces nos sentamos en la compu, como fue el caso del disco “Barro y Fauna”. Salir de la sala nos permitió mezclar, probar nuevas sonoridades, llegar algo distinto”.

“Los ensayos cambiaron mucho a lo largo de los años. Hace tres años teníamos ensayos muy largos, muy power. Después tuvimos hijos y todo cambió -dice entre risas- tuvimos que organizarnos de otra manera. Hoy por hoy ensayamos poco, es cierto, pero también se debe a que tocamos mucho. Ya no ensayamos el show del finde que sigue, porque además nos damos cuenta que pierde frescura. Así que lo armamos, vamos y lo tocamos. Sólo ensayamos cuando se trata de temas nuevos, o de un show con alguna dinámica distinta”.

“Hoy por hoy, para mí hay una banda de culto -a nivel nacional- y esa es Sig Ragga. Son tremendos, mis ídolos personales diría. Para mí esta banda quedará en los anales del rock de la Argentina y de todo Latinoamérica. Me vuelan la cabeza y, lo que más me enorgullece, es que son de Santa Fe. No dejen de escucharla porque no es una banda de rock convencional, es una mezcla de un montón de estilos, muy ecléctica, además tiene letras realmente bellas y en vivo la rompen”.

“Esto de que los artistas se bardeen entre ellos ya pasó. Compartir el escenario y un montón de espacios con Abel Pintos fue increíble. Es un artista con humildad, con un talento impresionante y sobre todo, con un amor a la música que trasciende la fronteras del folcklore, del pop, el rock, de los géneros en sí. A mi me encantan el cuero y las tachas, pero eso no me convierte en más rockera o más artistas que otros. Lo mismo pasa cuando te cruzás a Lali Espósito en los premios Gardel, se detiene a saludarte y a felicitarte por lo que hacés. De eso se trata la verdadera música”.