/Segunda Mesa Redonda 2018: entrevista en vivo al Dr. Mauricio Juárez

Segunda Mesa Redonda 2018: entrevista en vivo al Dr. Mauricio Juárez

El día lunes 28 de Mayo se llevó a cabo en el S.U.M del Ferrocarril la Segunda Mesa Redonda del año 2018, organizado por el Equipo de Salud Escolar y el Servicio Local de Protección de Niñez y Adolescencia.

La disertación estuvo en esta oportunidad a cargo del Dr. Mauricio Juarez, quien abordó cuestiones vinculadas a la prevención de accidentes y primeros auxilios, así como también problemáticas de la salud infanto juvenil.

Estuvieron presentes representantes de Instituciones publicas y privadas de la ciudad. “La charla estaba dirigida principalmente a docentes -que son quienes están en contacto permanente con niños-  pero también a padres, hermanos, tíos, es decir, a todo aquel que pueda llegar a estar frente a un posible accidente o traumatismo de un menor. La idea básicamente era establecer qué tipo de cosas se deben hacer y qué otras no. Desmitificar algunas cuestiones”, explica el Dr. Maurio Juarez.

En cuanto a los mitos a derrumbar, nuestro entrevistado asegura que son muchos, pero existen algunos que son más recurrentes y reproducidos. Aquel mito que vincula a las picaduras de alacranes con resultados necesariamente letales,  es uno de ellos, “la picadura de alacrán sólo es peligrosa en niños menores a 6 años, en adultos mayores o en personas con problemas inmunológicos. Eso no significa que no puedan asistir al médico, claro que se recomienda hacerlo, pero con un antinflamatorio, se resuelve”, asegura. Otro de los ejemplos, es aquel que asegura que, frente a un traumatismo de cráneo o golpe en la cabeza, el niño no debe dormirse. “Si el niño después del golpe no llora, permanece adormecido o se marea, es necesario asistir a una consulta médica. Ahora bien, si el niño llora durante un tiempo, reacciona con normalidad y llegada la hora de dormir, comienza a tener sueño, no hay motivos para alarmarse”, agrega.

Algunos docentes que participaron de la disertación, manifestaron sus dudas respecto a qué hacer frente a un accidente o golpe inesperado. El Dr. explicó que los docentes estarían habilitados para suministrar a los niños drogas de uso común, es decir, un antinflamatorio o paracetamol si fuese necesario, hasta que el servicio de emergencia o el médico de turno asista. Lo que debe evitarse, es la ingesta de medicamentos con receta o de alcance sistémico -como bien puede ser un corticoide- que pueden llegar a generar otro tipo de respuestas adversas que quizás el maestro desconozca y no pueda manejar.

Además, para finalizar, manifestó su preocupación frente a los casos de obesidad en niños que, según asegura, son cada vez más.  La preocupación se extiende también a la conducta que tienen algunos padres a la hora de alimentarlos, “no son adultos chiquitos, son niños, con un sistema inmunológico diferente, con una capacidad para asimilar alimentos diferente. Hay que tener mucho cuidado con esto”, manifiesta.