/Día Nacional de la Donación de Órganos: testimonio de Marisa Primo

Día Nacional de la Donación de Órganos: testimonio de Marisa Primo

Ayer miércoles 30 de mayo se celebró el Día Nacional de la Donación de Órganos. Marisa Primo, de nuestra localidad de Suardi, nos cuenta su experiencia como donante, desde lo físico hasta lo emocional.

Marisa donó, hace 18 años, un riñón a su hermano. “Lo que me llevó a tomar esa decisión fue sin dudas la desesperación. En mi casa fuimos siempre todos sanos y de repente mi hermano empezó con problemas… dolor de piernas y de espalda. En San Guillermo le dijeron que tenía los riñones como “disecados” en un 30%. Yo me vi presa de la desesperación, te tiene que pasar para entender qué se siente. Cuando el médico dijo que había que hacer un transplante mi mamá y yo fuimos a hacernos todos los estudios para ver si eramos compatibles. Mi mamá tenía algunos problemas de presión y yo era más joven, así que decidí hacerlo. No me importó nada. Yo sabía que iba a salir todo bien”, confiesa.

Para ser donante, resulta necesario cumplir con ciertos requisitos físicos con los que Marisa contaba. “Lo ideal es que sea familia directa… madre, padre, hermanos”, expresa.

Con respecto al post-operatorio, nuestra entrevistada comenta “después de operarme, estuve una semana en Córdoba y  regresé. El médico me recomendó que me alimentara bien y me mantuviera flaquita. La cosa es que cuando llegué, la casa estaba llena de flores y de agradecimientos… me emociono de solo acordarme. A nivel emocional, no se que decirte, es algo simplemente hermoso (…) yo sentía que era lo que tenía que hacer, no le consulte a nadie. A pesar de mis miedos me animé. Yo creo en el hoy por ti, mañana por mí”.