/Polémica declaración de Albino en el Senado: entrevista a la Dra. Wanda Albertinazzi

Polémica declaración de Albino en el Senado: entrevista a la Dra. Wanda Albertinazzi

La polémica declaración de Albino en el Senado acerca de la efectividad del preservativo, ha desencadenado una ola de críticas por parte de Organizaciones de la Salud, profesionales, Medios de Comunicación y civiles. Frente a esto, la Dra. Wanda Albertinazzi de nuestra localidad, participó de la mañana de Oxígeno para conversar sobre el tema.

El paso de Abel Albino por el Congreso durante el debate por el aborto legal no pasó inadvertido. “El preservativo no es un medio seguro… el virus atraviesa la porcelana”, aseguró. Sus palabras, que repercutieron rápidamente en las redes sociales y llevaron a la médica Mabel Bianco a retirarse del Senado durante la exposición, no fueron las primeras del médico pediatra que provocaron rechazo y controversia.

“Albino se equivocó y debería salir a rectificar lo que dijo. Hoy en día la medicina funciona en base a la evidencia, no hacemos nada que no esté comprobado… decir que el preservativo no nos previene de las enfermedades de transmisión sexual es retroceder mil años. Está comprobado que el látex no tiene poros y que es la única manera de prevenir no sólo el HIV, sino también todas las enfermedades de transmisión sexual. Está bueno que todos hayamos salido a hablar frente a esta declaración porque a esto no lo digo yo, es decir, no es una opinión personal, está comprobado, yo hoy sólo vengo en calidad de comunicadora”, comienza explicando Wanda.

La exposición de Albino fue utilizada como arma para expresar su opinión en torno a la despenalización del aborto y el uso de anticonceptivos. “Creo que no hay nada peor que modificar la información en beneficio de lo que uno piensa, eso es terrible. Toda esta discusión viene porque Albino asegura que el virus del HIV atraviesa la porcelana, algo que en realidad es cierto… Voy a explicar: cuando se descubre el virus del HIV se usaban filtros de porcelana porosa -no esmaltada- para experimentar. A través de esta porcelana pasaba el agua y se filtraban las bacterias -que tienen un tamaño mucho mayor al de los virus- ésto hacía que los virus atravesaran la porcelana. De todas maneras, esto no justifica lo que dijo acerca del preservativo -hecho con un material completamente diferente, como es el látex- . Usó este argumento para apoyar lo que él cree”, agrega.

“Nosotros acá hacemos un trabajo de hormiga… vamos a dar charlas a las escuelas, enseñamos a los chicos en el consultorio, insistimos y cosas como éstas, no ayudan. Estamos desde hace mucho peleando desde abajo, y viene alguien de ‘arriba’, es decir alguien influyente, a retroceder con todo lo hecho. Nos hace perder credibilidad. Lo bueno es que después de esto, muchos salimos a hablar sobre lo importante que es el uso del preservativo; es necesario remarcar que el látex no tiene poros, es el único material que nos protege de este tipo de enfermedades. Algunos dicen que no es 100% seguro, pero la verdad es que el único riesgo del profiláctico está en el mal uso. Un preservativo bien utilizado, desde el comienzo hasta el final de la relación sexual, no presenta riesgos. Es la mejor herramienta que tenemos hoy. No podemos hablar de abstinencia -citando a Albino- como única forma de prevención”, explica.

“Tenemos que hacer campaña, desde todos los lugares, sobre el buen uso. Nosotros siempre insistimos en la necesidad de que todos y todas tengan a profilácticos a mano. No sólo los varones, las chicas también porque, si bien es una herramienta que por cuestiones anatómicas usa el varón, sirve para protegerse a ellas mismas”.

Frente a este escenario, Albino, candidato a Ministro de Salud del Gobierno de Mauricio Macri, recibió duras y merecidas críticas sobre su afirmación. Al igual que los profesionales de nuestra localidad, decenas de Organizaciones de la Salud reaccionaron en su contra, incluida la suya misma, que se desvinculó inmediatamente del asunto.

Esta declaración expresada en el Senado y devenida en lucha de principios, ha llevado hacia el peor de los lugares: la desinformación.