/Conflicto perros callejeros: entrevista a Diego Fontanessi

Conflicto perros callejeros: entrevista a Diego Fontanessi

Diego Fontanessi -Secretario de Gobierno de Suardi- ha participado de la mañana de Oxígeno para brindar detalles acerca de la determinación tomada por la Municipalidad frente a la problemática de los perros callejeros.

La Municipalidad de Suardi, desde hace un tiempo a esta parte, ha recibido numerosas quejas de vecinos que han sufrido daños materiales en sus vehículos por la conducta de algunos perros que se encuentran alrededor de la Plaza San Martín. Sumándose al reclamo, las entidades educativas han exigido que se adopte alguna medida. “En relación a ésto nos contactamos hace rato con Bienestar Canino, quienes consideramos que realizan un trabajo loable, para conversar sobre el asunto. El hecho es que desde la Municipalidad necesitamos adoptar una medida urgente (…) hace poco un perro se le cruzó a una persona que transitaba en bicicleta, ésta se cayó y tuvo quebraduras de tibia y peroné. Éste no es el único caso y nosotros no podemos esperar que un perro ataque a un niño para actuar, porque la responsabilidad va automáticamente de la Municipalidad”, expresa Diego.

Bienestar Canino propuso en una primera instancia recurrir a los dueños de estos perros o a aquellas personas con quienes tienen contacto. El hecho es que -siguiendo las palabras de nuestro entrevistado- mucha gente los alimenta o les da un sitio para dormir, pero no se sienten dueños o responsables del animal; entonces frente a un ataque o accidente, la única entidad responsable es el Municipio.

“Entiendo el malestar de Bienestar Canino, pero me sorprende un poco porque a ésto ya lo habíamos conversado. Sabemos que la mejor solución no es trasladarlos al Basural; la solución es que la gente tome consciencia de lo importante que es el cuidado responsable de una mascota. Pero, mientras tanto hay que hacer algo. La Municipalidad tomará el compromiso de acondicionar y mejorar el espacio destinado a los perros dentro del Basural para que vivan en las mejores condiciones posibles e incrementar el aporte al grupo de Bienestar Canino para que puedan alimentar a estos perros (…) sabemos que esta medida no es del todo simpática, pero a veces hay que tomar medidas antipáticas por fuerza mayor… el deber de la Municipalidad es velar por el bienestar de las personas, garantizando además un lugar a estos animales”,  finaliza.