/Escrache Solidario: entrevista al Viejo Verde

Escrache Solidario: entrevista al Viejo Verde

En una nueva edición del Escrache Solidario, nos contactamos con el Truco Aquere del Viejo Verde Radio con el objetivo de mandar al frente, una vez más, a la gente que hace las cosas bien.

El Turco Aquere regala, desde hace varios años, plantas en su programa de radio. Allá por el año 2002, se encontraba viviendo en una casa en ciudad de Córdoba donde crecían mandarinos en temporada de invierno. Acostarse a comer los frutos en el patio era parte de su rutina. De las semillas arrojadas, con el paso del tiempo, fueron creciendo plantines y fue allí, en ese momento, donde surge esta brillante idea.

En medio de su programa de Radio, junto con entradas de bandas de rock, comenzó a regalar plantitas de mandarinas. La audiencia comenzó, poco a poco, a mostrar mayor interés por en las plantas que por las entradas, comenta entre risas, “y fue ahí cuando hice el click y empecé a abrir la mirada al mundo ecológico”.  Junto con las mandarinas, llegaron los plantines de robles, nogales y otras especies arbóreas que requerían de especial cuidado.

Con el tiempo, el Turco comenzó a interiorizarse tanto teórica como prácticamente en el mundo de la ecología. “El slogan del viejo verde es: No te vamos a vender cualquier verdura, te vamos a regalar arbolitos -cuenta divertido- estamos cansados de que nos vendan cualquier información, de escuchar campanas que no dicen nada. Entonces, me dije a mi mismo, tengo que saber lo que hago. Empecé entonces a cursar, de oyente, algunas materias de agronomía. Además me pongo a charlar durante horas con biólogos, agrónomos, geólogos. De eso se trata la responsabilidad al comunicar”.

Su programa, además de informar sobre cuestiones ecológicas y regalar diferentes tipos de platas, busca “convertir a los oyentes en viejos verdes”, es decir, los invita a sumarse a la plantación de árboles, contagiando así a todos sus conocidos.

En este contexto, conversó acerca de la importancia que tiene, no sólo plantar árboles, sino también ser consecuentes con las especies que plantamos. “Nosotros somos la gran peste ecológica. Los humanos somos nómades y cuando nos mudamos solemos llevarnos nuestras pertenencias o aquello que creemos que nos pertenece. Por ejemplo, los árboles. Un árbol pertenece a determinado territorio y se ve modificado por ese entorno, supongamos pájaros y rumiantes. Ellos son los que se encargan de comer las semillas y defecarlas, sin piel y nitrogenadas, lo que permite recibir mayor humedad y brotar naturalmente (…) ¿qué hacemos cuando ponemos una especie vegetal exótica? Los animales nativos no la comen. No tienen qué comer, literalmente hablando, y se ven obligados a migrar. en la mayoría de los casos, a la ciudad. He aquí otra problemática”, explica.

Tras una charla de varios minutos, el Turco Aquere regaló una clase magistral de conciencia ecológica. Es por eso que merece ser mandado al frente en nuestro Escrache Solidario.