/Alicia Ciapponi: una médica que atiende “a la gorra”

Alicia Ciapponi: una médica que atiende “a la gorra”

En esta edición del Escrache Solidario, vamos a mandar nuevamente al frente a alguien que hace las cosas bien. Hoy es el turno de la Alicia Ciapponi, una profesional de la medicina que atiende “a la gorra”.

Alicia Ciapponi es una prestigiosa cardióloga de Icho Cruz -pequeña localidad ubicada a 40 km de Córdoba- que, después de muchos años, logró cumplir su sueño: montar un consultorio médico donde atiende sin fijar precio de antemano.

La localidad donde vive fue, sin lugar a dudas, el escenario ideal para tan noble idea. Este pequeño pueblo está conformado por nativos y gente jóven, muchos de ellos artistas, que cuentan una percepción diferente acerca del sistema y la vida en general. “Aquí, no hay tantas posibiliades de acceso a la Salud Pública, tenemos solamente un Dispensario que siempre está abarrotado. Además, la posibilidad de contratar mutuales prepagas no está tampoco al alcance de la mano. Frente a esto pensé en cómo podía hacer para que la gente tuviera aunque sea, acceso a un consultorio, a un profesional, sin tener que pagar tanto dinero por eso o esperar horas interminables”, explica.

Los precios en el Consultorio de Alicia son puestos por el mismo paciente, en función de lo que pueda pagar y considere justo. Ahora bien, las retribuciones no siempre son monetarias; muchas veces utilizan el sistema de trueque como forma de pago, entregando servicios o algún objeto a cambio. “Las primeras impresiones de la gente me llamaron mucho la atención. Muchos me pedían por favor que les pusiera una tarifa. Estamos tan acostumbrados a que el sistema sea el que nos imponga un valor y que nosotros, en base a eso, podamos o no obtener algo, que no sabemos valorizar por nosotros mismos. A mí personalmente eso es lo que me interesa: que la gente sepa analizar, sepa ponerle valor monetario o no monetario a aquello que reciben, en función de los que le parezca justo y razonable”, expresa.

Al finalizar la nota, nuestra entrevistada confiesa sentirse satisfecha y feliz con este nuevo proyecto que tiene lugar, nada más y nada menos, que en el Centro Cultural de una Cooperativa. Aquí, se brindan además posibilidades artísticas, sociales y culturales, abiertas a cualquier persona que desee asistir. “Esa era otra de mis ideas… que mi consultorio tuviera lugar en un lugar de estas características, donde se demuestre que estos valores también tienen que ver con el ámbito de la salud”.