/La Venezuela Actual: historia de una migración forzada

La Venezuela Actual: historia de una migración forzada

En la mañana de Café Oxígeno nos comunicamos telefónicamente con Alejandra Peña, joven venezolana que se vio obligada a abandonar su país y residir en Argentina.

La compleja situación social, política y económica de Venezuela, obliga a miles de personas a abandonar su tierra y buscar una suerte mejor en países latinoamericanos.

Alejandra es una de ellas. Hace tres años, decidió dejar su trabajo, su familia y su casa para instalarse en Argentina. “Me obligó el miedo, el no sentirme segura en ningún lado, el no poder salir a la calle con tranquilidad, no poder hacer cosas básicas como ir a comer con mi familia, no poder salir a trabajar. Todo esto lleva, tristemente, a tomar otro rumbo, a migrar a otro país que te permita tener otra calidad de vida”.

La inseguridad alcanza niveles tales que salir con cualquier cosa de mínimo valor, es un riesgo de vida, “hasta me sentía insegura dentro del edificio donde vivía… mi mamá vivía en el piso 6, yo en el 4, y hacer esos dos pisos era un verdadero riesgo. En ningún lado estás completamente seguro”, expresa.

Hoy la situación es aún más critica. A la inseguridad, las contiendas políticas y la crisis económica se le suma la escasez de medicinas, comida e insumos básicos. “Ni siquiera es la Venezuela que yo dejé. Todos los días es un cuento nuevo, es un cuento peor. No se consigue comida, no se consiguen medicamentos… ¡ni siquiera para el dolor de cabeza! Tengo a mi mamá allá, nuestras conversaciones telefónicas son muy tristes y dolorosas”.

Alejandra interpreta la llegada de Juan Guaidó como una esperanza para el pueblo venezolano. “Él no se autoproclamó Presidente, como algunos dicen,  se juramentó a Cabildo Abierto y todos los venezolanos nos juramentamos con a él; con la esperanza de salir de esta situación tan crítica, con la esperanza de salvarnos de la gente que tomó el país con una malicia inimaginable. Con él, surge un nuevo líder”.

Respecto al Gobierno de turno, ocupado oficialmente por Nicolas Maduro, nuestra entrevistada sostiene que ha sido extremadamente inteligente, porque “ha sabido jugar durante años con la necesidad de la gente. Se ha metido en los sectores más pobres, ha repartido dinero y comida, pero no dio soluciones reales. Hoy ni siquiera les está dando esa comida, no tienen nada. Los dirigentes hablan de un socialismo que no predican. Se ve en los lujos en los que viven ellos y sus familias. Es la inteligencia de jugar con el hambre del pueblo”.

En Argentina, Nicolas Maduro goza de la aprobación de muchos sectores, por representar la cara más vivida del anti imperialismo. “Muchos lo apoyan porque creen que ha continuado con el legado de Chavez. Yo no soy Chavista, nunca lo fui, pero tengo amigos que sí lo son y reconocen que Maduro no ha podido continuar con aquello que Chavez fundó. No es lo que creen, los invito a ir a Venezuela, a vivirlo en carne propia. Si el Gobierno estuviera a favor del pueblo, no harían lo que hacen…. no dejarían que la gente sufra hambre, que se mueran en los Hospitales, no permitirían los niveles de inseguridad que hay. Hay que ver más allá de nuestros ideales políticos, hay que ver la realidad”, finaliza.

Alejandra es un número más dentro los millones de expatraidos de Latinoamerica y el mundo.

Expatriados a la fuerza.