/¿Está Argentina como en el 2001?: Entrevista al economista Dario Candelero

¿Está Argentina como en el 2001?: Entrevista al economista Dario Candelero

En la mañana de Café Oxigeno nos contactamos con Dario Candelero – Economista morterense especializado en Comercio Exterior habitué de Café Oxígeno – para conversar sobre el incierto panorama económico de este año.

Tras la intensa y persistente crisis económica de nuestro país, surge a diario en el imaginario colectivo una suerte de comparación entre la situación actual y aquella vivida en el año 2001; caracterizadas ambas por una fuerte devaluación del peso, inflación incontrolable y especulación financiera.

“Algunas variables son muy similares, la diferencia es la forma en que cada Gobierno abordó la crisis. Existen algunas cuestiones que en el 2001 no podían ser modificadas: teníamos un dolar a 1$ que no se podía mover; veníamos con un default que obligó a pedir préstamos a tasas altísimas, a diferencia de lo que se consiguió ahora con el FMI; entre otras cuestiones La crisis actual no llega a tener la magnitud de aquella que vivimos en el 2001… pero eso no significa que no impacte. Nos va a impactar, pero con menor intensidad”, explica Dario.

La variable que se repite siempre en nuestro país es el sector en el que impacta: la clase baja y media. “Hoy hay una caída muy grande del consumo, que es lo que buscaba el Gobierno de alguna manera para frenar la inflación… algo que no consiguió hasta el momento, el año pasado tuvimos la inflación más alta de los últimos 30 años. Y este año se perfila más o menos igual: se estima una inflación con un techo de 30% más o menos”, agrega.

Entonces, ¿en qué argumentos se sostiene la hipótesis de que la crisis económica actual no es tan aguda como la del 2001? En palabras de nuestro entrevistado, la principal diferencia radica en la reserva de fondos. Hoy contamos con reservas un tanto mayores a las del 2001 y con un ingreso de dinero por parte del FMI que supondría un respiro momentáneo para el Gobierno Nacional. En segundo lugar: la posibilidad de trabajar con el tipo de cambio, es decir, la posibilidad de devaluar el peso argentino en relación al dolar y así brindarle mayor competitividad al país en los mercados internacionales, “el gran problema es que ese dinero rara vez es distribuido en nuestro país, queda solo en manos de los exportadores”; aclara.

En relación al dolar, Dario cree que el Gobierno tratará de mantenerlo “a raya” este año, para ganarse la confianza de la clase media en vísperas de las elecciones.

Este año, el Gobierno y todos los Argentinos debemos empezar a pagar la deuda contraída con el FMI. La gran expectativa está puesta en el crecimiento de las exportaciones – motivada por la devaluación del peso – y en la Cosecha Record que se espera para el segundo trimestre de este año que es, en palabras de nuestro entrevistado, “la única carta que tenemos para jugar este año”.

“El país que deja Macri está, en términos estrictamente económicos, mucho peor que aquel que tomó cuatro años atrás: hoy tenemos un PBI mucho menor y una peor redristribución de los ingresos”, expresa Dario.

El camino que tomará nuestro País es aun incierto. Dependerá de quien gane las elecciones presidenciales el próximo octubre y de las medidas que tome para afrontar la coyuntura actual.