/Tras 22 años, los policías santafesinos pueden tener una bala en la recámara.

Tras 22 años, los policías santafesinos pueden tener una bala en la recámara.

Así lo resolvió el jefe de la Policía de Santa Fe, Víctor Sarnaglia, al dejar sin efecto una resolución provincial que regía desde 1998.

El jefe de la Policía de Santa Fe, Víctor Sarnaglia, resolvió este lunes que, ante la “inseguridad reinante y de violencia inusitada” suscitadas en lo que va del año en dicha provincia, los efectivos de la fuerza tengan la posibilidad de llevar un “cartucho en recámara” para estar listos para disparar, lo que estaba prohibido desde 1998.

El jefe policial explicó a Todo Noticias que se dejó sin efecto la resolución provincial 003 de aquel año que se trataba de una “prohibición administrativa contraria a la ley y que era injusta” porque “obligaba al policía a una transgresión administrativa”.

“Las situaciones de gatillo fácil no se resuelven con una prohibición administrativa”, opinó Sarnaglia, quien recordó que según estudios del FBI norteamericano “tomar la decisión de colocar un cartucho en la recámara lleva 19 centésimas de segundo

“¿Se imagina tomar una decisión en ese lapso? ¿Se la puede tomar de manera razonable?”, se preguntó.

Consultado sobre los 14 homicidios cometidos en lo que va del año en la zona de Rosario, Sarnaglia señaló que se debe a la decisión del gobernador santafesino Omar Perotti de “no connivencia” de la policía provincial y otras organizaciones del Estado con la delincuencia.

“No vamos a negociar con el delito. Ellos -las organizaciones criminales- lo están intentando a través del terror pero no lo vamos a hacer. Y vamos a actuar dentro de la Ley”, señaló.

Según la resolución firmada este lunes por Sarnaglia, la decisión de dejar sin efecto la resolución de 1998 se debe a “a las actuales situaciones de inseguridad reinante y de violencia inusitada en todo el territorio provincial” y con el objetivo de “resguardar la seguridad de toda la población santafesina y de todo el personal actuante”.

Por ello instruyó a todo el personal policial a que “según la situación policial en la que se proceda y los criterios de seguridad y de integridad física propia y de terceros que se deba adoptar, se habilite a dilucidar la posibilidad de poseer cartucho (provisto oficialmente por la Policía de la provincia de Santa Fe) en recámara”.

 

Fuente: El Litoral, con información de Télam.