/Conversamos con Beto Gaitán sobre la historia de las Fuerzas Militares de Argentina.

Conversamos con Beto Gaitán sobre la historia de las Fuerzas Militares de Argentina.

En Oxigeno conversamos con Beto Gaitán, profesor de historia de la ciudad de Brinkmann, quien nos estuvo relatando diferentes hechos sobre los militares.

Este año vivimos un 24 de marzo distinto, con una gran desafío a nivel país, como Nación.

Beto nos contaba que muchas veces viajaba con sus alumnos al Archivo Provincial de la Memoria ubicado en el centro de la ciudad de Córdoba, donde funcionaba el Centro Clandestino de detención D-2 durante la dictadura. Allí solían encontrarse con sobrevivientes de centros clandestinos, quienes tenían una mirada y un discurso alejada del odio, del revanchismo; por el contrario tenían un mensaje orientado hacia el compromiso y la solidaridad con la comunidad.

“Hoy los chicos toman como un dato histórico a los hechos ocurridos durante la Dictadura Militar Argentina, y esta en nosotros la necesidad de mantener viva la memoria para que esto nunca más vuelva a ocurrir” nos dice el profesor.

En aquel momento, por marzo de 1976, la sociedad aplaudió el hecho de que los militares lleguen a las calles, porque creían que solamente ellos podían instaurar el orden y la disciplina que se necesitaba, sin saber todo lo que iba a venir después.

En ese momento los militares tenían todas las herramientas legales para usar la justicia y establecer el orden, “pero se creyeron dioses… se perdieron la oportunidad histórica de hacer lo que el pueblo les pedía en eses momento que era pacificar el país… nada justifica lo que hicieron” decía Beto en la nota.

La política de los militares durante esos años fue de terrorismo de estado, con centros clandestinos de detención, torturas, desaparición de personas, con una política donde se barría con todo.

Que el Ejercito haya hecho las cosas mal en una época del pasado, no condena al actual Ejercito Argentino. Hoy el las fuerzas armadas funciona ayudando a mantener el orden y el bienestar de la población, por ejemplo trabajando en inundaciones, distribuyendo alimentos en las zonas más carenciadas, confeccionando barbijos, comprometidos con el pueblo.

“Nosotros como sociedad tenemos que entender que la patria es el otro, tenemos que vivir la solidaridad ciudadana” reflexionaba Beto.

Escucha la nota completa acá: