/La Municipalidad de Ceres pide a Provincia el traslado de una médica que trabaja en Ceres.

La Municipalidad de Ceres pide a Provincia el traslado de una médica que trabaja en Ceres.

Dado el gran debate que se abrió ante al pedido que hizo la Municipalidad de San Guillermo al Gobierno santafesino de cesantear  transitoriamente a la Dra. Natalí Rollé, una médica que trabaja en Ceres y reside en San Guillermo, hablamos con ella para que nos cuente en primera persona a qué se debe esta solicitud.

La Dra. Rollé asegura que hay un gran malentendido y malas interpretaciones de la opinión pública sobre el pedido de la Municipalidad de San Guillermo. Desde hace cuatro años ella trabaja en el Hospital Regional de Ceres y en La Rubia en un dispensario sobre la Ruta 34, por lo que ella diariamente viaja desde San Guillermo a estas otras localidades.

Con la aparición de los primeros casos de coronavirus en Ceres algunos vecinos de San Guillermo se preocuparon por su situación y hubo algunas denuncias al municipio por su circulación en la ciudad; a raíz de esto la Municipalidad envió  el martes un petitorio a la Ministra de Salud de la Provincia, Sonia Martorano, pidiendo que se cesantee temporalmente a la Dra. Rollé de sus actividades en Ceres para desempeñarlas en San Guillermo, hasta en cuanto se normalice la situación de los casos de Covid-19 en aquella ciudad.

Natalí Rollé afirma que ella no está en desacuerdo ni de acuerdo con la solicitud del Municipio, y que no lo tomó mal. Lo que más le dolió fue la actitud y estigmatización de algunos vecinos.

En esta semana la Dra. Rollé ya no está cumpliendo sus guardias en Ceres, debido a que autorizaron su cesantía temporal en Ceres, aunque continúa con sus actividades en La rubia y el próximo sábado comenzará con actividades en San Guillermo.

En cuanto a la situación en Ceres la doctora nos decía que es significativo por la cantidad de casos, pero a la vez se esta controlando de manera correcta, por lo que ella ve buenas expectativas a futuro. A su vez asegura que no hay circulación viral en la ciudad de Ceres, ya que los nexos con los casos positivos vinieron de afuera, uno de Buenos Aires y otro de un transportista que consumía productos de una rotisería desde donde hubo un brote.