/Derribando mitos: Dietas cetogénica o keto.

Derribando mitos: Dietas cetogénica o keto.

HABLAMOS CON VERÓNICA ARPINO, LICENCIADA EN NUTRICIÓN.

Empiezan los primeros calorcitos, se acerca el momento de sacar los pantalones cortes y las mallas, y muchos comienzan a hacer dietas. Hoy está muy de “moda” la dieta cetogénica, también llamada dieta keto, pero ¿realmente es saludable realizar este tipo de cambio alimentario?.

Verónica Arpino nos decía que este tipo de dietas consiste en incorporar una mayor predomionio de grasas en la alimentación diaria, manteniendo las proteínas y disminuyendo a casi nada la ingesta de hidratos de carbono.

La Licenciada en nutrición nos decía: “Cuando uno incorpora alimentos ricos en grasas y bajo en hidratos de carbono, lo que se promueve es la formación de los que se llama cuerpo cetónico… los cuerpos cetónicos pasan a ser el combustible para nuestro cerebro, entonces cuando se empiezan a utilizar los cuerpos cetónicos lo que se produce es la movilización de las grasas para producir energía para las actividades diarias; pero  en realidad los beneficios no es que sean inmediatos o superiores a otro tipo de planes alimentarios”.

Muchas veces se pueden observar de manera inmediata cierta pérdida de hinchazón en el vientre al seguir este tipo de dietas, ya que se pierden más masa grasa, pero a la larga el beneficio o el resultado no es mejor a seguir un plan alimentario que incluya todos los grupos de alimentos.

El dejar de consumir hidratos de carbonos, como por ejemplo derivados de cereales, papas, arroz, galletas, frutas, verduras, puede producir un efecto rebote al terminar la dieta.

Además este tipo de dieta cetógenica no es para nada recomendable para deportistas, ya que ellos necesitan de los hidratos de carbono como principal fuente de energía para sus entrenamientos.

Verónica no recomienda este tipo de “dietas”, ya que son algo momentáneo y nos son planes de alimentación saludables para los cuerpos humanos. Además asegura que el cuerpo no está preparado para estar por mucho tiempo sin la ingesta de hidratos de carbono, ya que esto es lo que nos da energía en el día a día.