Actualidad

Hoy en #CharlaDeCafé hablamos del sexo en pandemia.

En la mañana de hoy conversamos con Maria del Carmen Mangold Torres, sexóloga, sobre cómo la pandemia afectó la sexualidad en las personas.


María del Carmen asegura que la sexualidad va por tres caminos: reproducción, autoestima y placer. Hace muy poquitos días fue el Día de la Masturbación, un tema que está muy silenciado. Ella nos decía que esto sucede justamente porque la sociedad nos han educado que el sexo es exclusivo de la reproducción, y la masturbación esta conectado al placer y autoestima.


María del Carmen también nos decía que la mente es el órgano principal de la sexualidad, porque es allí donde todo comienza, donde empiezan las fantasías, los deseos y la idea del placer.
Otro de los mandatos sociales que heredaron los hombres, relacionados a sus penes, ya que se espera que siempre es erecto, que dure mucho y que nunca diga que no. Esta gran presión angustia mucho cuando un varón no puede cumplir con esa demanda esteriotipada, con este “mandato masculino”.


María del Carmen además asegura que el tamaño del pene no es importante para sentir placer sexual, ya que muchas veces junto a la penetración se necesitan de otros estímulos para lograr un orgasmo.
En la pandemia el hecho de tener que pasar más tiempo junto a la pareja en un mismo lugar, pudo haber desencadenado en algunas oportunidades algunas discusiones y en oros casos espacios para conversar sobre los gustos y necesidades de cada uno.


En este aspecto María del Carmen nos decía que es fundamental conversar y conocer lo que le pasa a la otra persona con la que tenemos encuentros sexuales. “No va a servir trabajar lo que pasa en el encuentro sexo afectivo, en el acto sexual en sí, si no trabajo en primera instancia el diálogo; yo no puedo adivinar lo que la otra persona siente o le gusta si no me lo dicen” asegura.


Tanto en mujeres como en hombres existe el punto G, pero si no habilitamos la mente a fantasear, desear y disfrutar, no habrá técnica que nos ayude a sentir placer. La zona donde mayor sensibilidad tiene el hombre es en la zona de testículos y perineo; sin embargo se necesita de otros estímulos en todo el cuerpo para sentir placer, no es necesario centrarse únicamente en una zona del cuerpo.


Quienes estén interesados en contactar o conocer más sobre el tema pueden seguirlas en redes; en Instagram como Marilu Mangold y también hay un espacio sexológico “Kanpu AP”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.