Actualidad, Sociedad

HOTEL TORINO DE SUARDI, UN PUNTO DE ENCUENTRO DE ARTISTAS Y VIAJANTES.

Hoy en RADIO ABIERTA tuvimos el momento Praga con Liliana Acotto de Monteferrario, quien nos contó la historia del Hotel Torino.

Lilinana contaba en Oxigeno que sus abuelos se casaron muy jóvenes y en el año 1920 comienzan a trabajar con su propio despacho de bebidas en un local en San Martín y Zavaleta; en esa época la gente venia a trabajar para la cosecha entonces ellos, además de despacho de bebidas, comenzaron a ofrecer comida a estas personas.

Con el transcurso de los años ellos compran la esquina de Zavaleta y Locatelli, y desde 1930 comienza a funcionar allí un Hotel construido por ellos. El frente del edifico daba a la calle Zavaleta; en el frente estaba la recepción de hotel, el salón de despacho de bebidas y un segundo salón exclusivo de comedor, donde la gente almorzaba y cenaba; en la parte de atrás se encontraban alrededor de unas 24 habitaciones donde la gente se alojaba. En esa época los baños eran compartidos y se encontraban en la parte de final del edificio; lo que si había en cada habitación eran piletas para un aseo básico.

“Calculamos que entre finales del 20 y comienzos del 30 se inaugura lo que él llamo Hotel Torino, porque él viene de la región de Torino de Italia” contaba Liliana.

Por boca de su madre, recuerda que estuvieron en Suardi Sandro y Los del Fuego y ellos fueron a cenar al Hotel Torino. Poco tiempo antes de su visita a la localidad, su madre había leído una nota en una revista donde Sandro hablaba de un postre que le gustaba. Entonces ella decidió hacérselo para su cena, adornando la parte superior con notas musicales con la frase “Sandro y Los del Fuego” y él muy emocionado pidió entrar a la cocina para saludar a quien le había hecho ese postre.

También recuerda que estuvo Horacio Guaraní alojado en el Hotel Torino.

El Hotel en Suardi era el punto de encuentro de mucho viajantes que pasaban por la zona. Cómo no había muchas rutas, la gente, artistas o comerciantes paraban en el Hotel y desde aquí visitaban las localidades cercanas para realizar sus actividades.

Liliana tenia tan solo unos 13 años cuando fallece su abuelo y se toma la decisión de tirar abajo el Hotel y hacer una nueva construcción que es donde hoy en día continúa trabajando el Sanatorio. Este edificio se hizo en un tiempo récord para la época; tal solo en poco más de un año. En este nuevo edificio comenzó a funcionar una Residencia de dos pisos; durante varios años estuvo alquilada a otras familias de Suardi que la trabajaban.

Ya en los años 80, el Dr. Fernández quien era muy allegado a la familia de Liliana, le propone a su padre convertir la Residencia que en ese momento se alquilaba, en un Sanatorio, ya que no había ninguno en la localidad. Liliana ya estaba casada con Monteferrario, quien era un doctor muy joven, y le pareció oportuno seguir con esta herencia familiar, convirtiéndolo en un Sanatorio para Suardi.

Nuevamente en tan sólo unos pocos años el edificio se volvió a transformar, esta vez para cuidar de la salud de las personas de nuestra ciudad y la zona.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *