Actualidad, Regionales, Sociedad

2 niños deberán tratarse por altos niveles de plomo en sangre. Es inminente su traslado.

Tras el caso de Xiomara Crespín, la niña que falleció por contaminación con plomo, debido a que su familia se encontraba viviendo en la fábrica abandonada de CerPlac, esto derivó en un estudio a todas las personas que viven en el lugar.

Sobre el mediodía de este lunes llegaron esos estudios y arrojaron altos niveles de contaminación en un pequeño y niveles límites en otro. Ahora las dos criaturas deberán ser llevadas a Santa Fe en las próximas horas para su tratamiento.

La situación se pudo atender gracias al trabajo conjunto entre el Hospital Regional de Ceres, el Centro de Toxicología del Hospital Gutiérrez de Bs. As. y el Hospital de Niños de Sta. Fe.

Si bien se analizó todo el grupo familiar de las tres familias que residen en ese lugar abandonado,  la preocupación se centró en los niños de los que fueron estudiados alrededor de 6, de los cuales 2 de ellos presentaron niveles de riesgo, aunque uno de ellos con un alto grado de contaminación por plomo en sangre. Los pequeños se encuentran bien pero es inminente su traslado.

Cabe destacar que se esperan resultados de estudios de otros chicos, y según esos resultados deberán hacer el tratamiento correspondiente.

La ex fábrica de baterías se encuentra abandonada y las familias usurparon el lugar, tras estos inconvenientes se está tratando que abandonen el edificio lo antes posible.

Las autoridades municipales aseguraron que las tres familias ya tendrían una casa en alquiler para que comiencen a mudarse.

Fuente: José Luis Gorosito.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *